Posts etiquetados ‘machado’

Charanga y Pandereta

Publicado: 20 agosto, 2012 en Literatura, Social
Etiquetas:, , , ,

La España de charanga y pandereta,
cerrado y sacristía,
devota de Frascuelo y de María,
de espíritu burlón y de alma quieta,
ha de tener su mármol y su día,
su infalible mañana y su poeta.

El vano ayer engendrará un mañana
vacío y ¡por ventura! pasajero.
Será un joven lechuzo y tarambana,
un sayón con hechuras de bolero;
a la moda de Francia realista,
un poco al uso de París pagano,
y al estilo de España especialista
en el vicio al alcance de la mano.

Esa España inferior que ora y bosteza,
vieja y tahur, zaragatera y triste;
esa España inferior que ora y embiste
cuando se digna usar de la cabeza,
aún tendrá luengo parto de varones
amantes de sagradas tradiciones
y de sagradas formas y maneras;
florecerán las barbas apostólicas
y otras calvas en otras calaveras
brillarán, venerables y católicas.

El vano ayer engendrará un mañana
vacío y ¡por ventura! pasajero,
la sombra de un lechuzo tarambana,
de un sayón con hechuras de bolero,
el vacuo ayer dará un mañana huero.

Como la náusea de un borracho ahito
de vino malo, un rojo sol corona
de heces turbias las cumbres de granito;
hay un mañana estomagante escrito
en la tarde pragmática y dulzona.

Mas otra España nace,
la España del cincel y de la maza,
con esa eterna juventud que se hace
del pasado macizo de la raza.

Una España implacable y redentora,
España que alborea
con un hacha en la mano vengadora,
España de la rabia y de la idea.

(A.Machado)

Cuatro poetas que dieron todo por España y a quienes la “España de charanga y pandereta” se encargó de destrozar.

“El 17 de julio de 1936, un grupo de militares traidores se alzó en armas en África, contra el gobierno legítimo de la República Española, surgido democráticamente de las elecciones del 16 de febrero de aquel año y formado por los partidos de la izquierda burguesa, sin ningún miembro del PSOE ni, por supuesto, del PC.

La impericia de sus organizadores, la lealtad de muchos jefes y oficiales a la promesa empeñada y, sobre todo, la reacción popular hicieron fracasar en ciudades como Madrid y Barcelona el golpe de estado, que desembocó, por desgracia, en una cruenta guerra civil y la dictadura del general Franco, que, durante casi cuarenta años, yuguló el intento de poner a España a la hora de Europa.

Cuatro de las voces más importantes de la poesía española del siglo XX (Machado, Lorca, J.R Jiménez y Miguel Hernández) pagaron con la muerte en el exilio, la muerte por fusilamiento sin juicio previo o la muerte en prisión su ejemplar compromiso, cada uno a su manera, con el sueño de una España libre, progresista y culta, y vieron cómo, una vez más, el sueño se deshacía.”  

Antonio Machado

Defensor de la legalidad republicana a lo largo de toda la contienda, muerto en Coliiure cuando todo se ha perdido.

” ¡Madrid, Madrid! ¡Qué bien tu nombre suena,

rompeolas de todas las Españas!

La tierra se desgarra, el cielo truena,

tu sonríes con plomo en las entrañas.”

“Para los estrategas, para los políticos, para los historiadores, todo está claro: hemos perdido la guerra. Pero humanamente no estoy tan seguro… quizá la hemos ganado.”

“Hijo tuyo es también, Dios de bondades.

Cúrale con amargas soledades.

Haz que su infamia su castigo sea.

Que trepe a un alto pino en la alta cima,

y en él ahorcado, que su crimen vea

y el horror de su crimen lo redima”

Juan Ramón Jiménez

Solidario con la causa de la República en Estados Unidos, fallecido todavía en el exilio poco después de recibir el Premio Nobel de Literatura.

“Los defensores de la Civilización cristiana occidental… Chulería y taberna. La chulapona y los bajos. Coro.”

“¿Podría este gorila, cerdo, tiburón, rejir el mundo?

Federico García Lorca

Identificado con el Frente Popular, asesinado por los fascistas en Granada, su Granada, al empezar la Guerra.

“Cuando se hundieron la formas puras

bajo el cri cri de las margaritas

comprendí que me habían asesinado.”

” Yo soy español integral y me sería imposible vivir fuera de mis límites geográficos; pero odio al que es español por ser español nada más, yo soy hermano de todos y execro al hombre que se sacrifica por una idea nacionalista, abstracta, por el sólo hecho de que ama a su patria con una venda en los ojos. El chino bueno está más cerca de mí que el español malo. Canto a España y la siento hasta la médula, pero antes que esto soy hombre del mundo y hermano de todos. Desde luego no creo en la frontera política.”

Miguel Hernández

Combatiente con las armas y las letras, pudriéndose en una cárcel franquista.

“Vientos del pueblo me llevan,

vientos del pueblo me arrastran,

me esparcen el corazón

y me aventan la garganta”

“Cantando me defiendo

y defiendo mi pueblo cuando en mi pueblo imprimen

su herradura de pólvora y estruendo

los bárbaros del crimen…”